relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El climax de una infidelidad





Relato: El climax de una infidelidad

Febrero 2002



Esta historia 100% real les podrá parecer un poco larga, sin
embargo no encontré la forma de describir tanto erotismo en menos palabras.
Espero les guste, y sus comentarios?


Titulo: El clímax de una infidelidad.


Finales de los ochentas todavía con menos de 4 años de
casada, trabajando en el mismo lugar y viviendo en la ciudad de México.


Antecedentes: Después de la alocada época del mundial, antes
y después de casada, con muchas novedades en mi vida y sobretodo muchas
curiosidades.


Trabajando en la misma empresa de siempre, muy involucrada
con mi trabajo que me encantaba, sin hijos todavía, y metida en juegos sexuales,
que ni entendía bien él porque, pero que no había hecho mucho por salirme de
ellos, después de que estos empezaron en un viaje de trabajo a Loreto, a pesar
de que el sexo en casa era bueno, desde mucho antes de casarme.


En esa época me dedicaba en cuerpo y alma a mi trabajo, y lo
mismo sucedía con mi marido, lo veía bastante seguido, por lo que nunca he
encontrado una buena justificación que me convenciera de mi infidelidad, sin
embargo la realidad es que sin darme cuenta estaba totalmente involucrada
sexualmente con mi jefe, en una relación que llego a durar bastante tiempo,
aunque no teníamos sexo tan seguido.


Lo peor, o lo mejor de todo esto, es que me gustaba bastante,
no sé si por el erotismo, por lo prohibido, o porque el sexo con mi jefe era
siempre diferente, y por veces me hacia hacer cosas que nunca me atrevería a
hacer con Manuel.


La verdad andaba siempre caliente y dispuesta a todos los
juegos que él me proponía.


Sabia que al más mínimo detalle o insinuación por parte de
Alfredo, mi corazón palpitaba, e inevitablemente mojaba el calzón!


Era algo que ni hoy puedo entender? A lo mejor hasta
disfrutaba mas el sexo con Manuel sin embargo el alto nivel de erotismo me tenia
totalmente embobada.


El tener sexo con alguien que no fuera mi marido, me traía
trastornada, pero me gustaba mucho, y la verdad nunca hice nada que no quisiera,
lo peor es que todo lo que iba sucediendo, siempre lo acepte sin reproches, y
hasta puedo asegurar que hoy casi 15 años después no me arrepiento de nada de lo
que hicimos Alfredo y yo.


Pero regresando al tema de la situación más erótica en que me
vi involucrada con Alfredo, y que al escribirla todavía me salen maripositas en
la parte baja del vientre, sucede pues que levábamos casi 15 días sin sexo, por
la carga de trabajo, viajes de ambos a diferentes lugares, y las familias tanto
la mía, como la de el, no nos permitían encontrar el momento adecuado.


Alfredo, estaba casado como yo, pero tenia otras amantes que
yo conocía bien, pero tampoco era algo que me importara mucho.


Era enero y hacia algo de frio, por lo que yo tenia puesto un
conjunto de falda larga, gris con azul, y un suéter, en tonos también de azul
gris y negro.


Por la mañana de ese miércoles me di cuenta que no solo yo
era la que ya tenia necesidad de sexo y erotismo prohibido, al recibir varios
comentarios positivos de mi atuendo, y que bien me quedaba, e que bien me veía,
etc etc. No mucho tiempo paso, para recibiera una cariñosa y calmada nalgada en
mi ponpi izquierda, de las que ya eran normales, pero no con tanta gente cerca,
que nos podía haber visto, porque con nuestra situación de casados no nos
podíamos permitir, dar oportunidades a que los demás hablaran, y en una empresa
grande se deben de cuidadar estos detalles.


Por la tarde preparamos en su oficina una presentación para
la dirección, de unos contratos para anuncios de televisión, y en los pocos
ratitos que quedamos solos mi jefe y yo recordamos detalles de una de cojidas
más eróticas que habíamos tenido hace muy poco en el mes anterior después de la
fiesta de navidad de la empresa, en el hotel Presidente, que esta al lado del
Niko, en que después de que Manuel se fue........... no, no esa otra
historia....


La tarde iba transcurriendo y por lo menos mi calentura
aumentaba en forma incontrolable, aunque yo no soy nada adepta, ni en pro de las
masturbaciones, tengo que confesar que como a las 6.30 PM me metí al baño de
mujeres con toda la intención de disminuir mi gran calentura con una leve
masturbadita, cosa que se me frustro porque era la hora de la salida y el baño
estaba con tanta gente que me fue literalmente imposible concentrarme.


Salí del baño y hable a la oficina de Manuel en la Condesa,
le informe que tenia mucho trabajo, y que llegaría mas tarde, pero él me recordó
que era miércoles y que iría a su club de toby con sus cuates a jugar domino, y
que seguramente llegaría después de mí, por lo que, yo no me preocupara!!!!


Preocupada no estaba, lo que tenia era una enorme
calentura...................


Cerca de las 8.00pm recibo una llamada de mi jefe, quien me
pidió que fuera a su oficina, pero por su voz me percate que estaba igual o peor
que yo.


Ni acababa de entrar cuando me dice, ya no puedo mas, no
aguanto, he estado todo el día desconcentrado viéndote, me urge, quiero todo
contigo. Me quedo callada y no digo nada


..........a poco no andas caliente?....... no tanto, le
conteste... no te creo. Acércate a mí... estoy seguro que me estas mintiendo?!?!


Se ve que después de varios meses, me conocía bastante
bien.!!!!!!!


Me acerco a su sillón, y suavemente me pone la mano en la
rodilla por debajo de mi falda larga gris, poco a poco va subiendo la mano por
mi entrepierna, y los escalofríos brotaban por las facciones de mi cara, era
inevitable tratar de esconder el estado en que me tenia.


Rápidamente llega hasta arriba de mi pantimedia, sin ningún
problema por lo largo y ancho de mi falda, y la posición de su escritorio, no
permitía que mi cuerpo fuera visto por los demás compañeros de trabajo, que
todavía no se iban, por la carga de chamba que todo el departamento tenia, al
programar todo el año.


Con la mano hasta arriba de la pantimedia la jalo con cuidado


Alcanzo el resorte de mis pequeños Calvin klein blancos,
mismos que con suavidad pero también con conocimiento separo de mi cuerpo.


Como no queriendo ayudarlo, pero si, separe un poco mis
piernas, porque sabia lo que él quería hacer,,,,,, no era la primera vez, que
revisaba que tan mojada estaba mi ropa interior y también los labios de mi sexo.


Sus dedos se metieron despacito adentro de mí, cerré los ojos
por un momento, y pude sentir el deslizar fácil y mojado de su dedo índice en el
interior de mi cuerpo.


Después de llevar los dedos a sus labios me dice: andas igual
que yo, desde la mañana verdad? Que caliente eres, me encanta cuando estas así.
Solo conteste que si, a lo que de inmediato me pidió que me quedara a terminar
un trabajo que fácilmente pude haber terminado el jueves en la mañana, pero los
latidos de mi corazón, me delataban, y el erotismo que sentí en todo el día me
obligo a quedarme, sin pensar mucho en las consecuencias, que la verdad estaba
dispuesta a todo lo que fuera y viniera. Me urgía sexo y cachonderias!!!!!!


Esperamos un rato y como a las 9.00pm ya no había casi nadie
en nuestro piso, sin usar el teléfono, me llama desde su oficina con voz fuerte.
Miranda.. Vienes a mi ofi. por favor?.....


Mi corazón brinco, pero la respuesta salió aprisa de mis
labios, ahí voy. Ahí voy. Tome algunos documentos que tenia sobre mi escritorio,
entro a su oficina y solamente siento que detrás de mí, la puerta se cerro sin
ruido alguno, alcance a percatarme que no coloco el seguro, lo que me dejo
todavía más nerviosa, pero la verdad, nunca cerrábamos las puertas con llave
porque seria bastante sospechoso para todos los demás, ..... pero cuales?
......ya era demasiado tarde, Alfredo me agarra la cabeza, y me beso metiendo su
lengua hasta mi garganta, mientras que apretaba fuertemente mi cuerpo contra el
suyo, que me permitía sentir la gran erección que su sexo ya tenia, y en mi caso
los dolores en la parte baja del abdomen seguían en aumento.


Baja, por favor baja, ya no aguanto más¡¡¡¡ y detrás de la
puerta de su oficina me arrodillo frente a el. Aflojo su cinturón, le bajo el
ziper, y ayude a que sus pantalones cayeran sobre la alfombra color gris, misma
que siempre me picaba las rodillas.


Empiezo a meter mi mano en su entrepierna por adentro de los
boxers, azul marinos con rayas verdes, acariciando los testículos que se sentían
muy hinchados y duros, pero la calentura no permitía grandes pereambolos, por lo
que mi jefe ya no iba a aguantar mucho, yo lo conocía bien. !!!!


Empiezo a morder su erecto pené por encima de los boxers
hasta llegar a la punta que ya demostraba residuos de la calentura de todo un
día, entonces me lo meto todo en la boca, sintiendo en mis labios las
palpitaciones rápidas de su corazón.


Le seguía dando una buena lamida de pené, sabiendo que no
podía tárdame demasiado porque se podía venir rápido, y a mí también me urgían
unos buenos orgasmos, y de esta vez no quería que terminara en mi boca, pero si
en mi sexo que estaba sediento de su semen! Que suerte tuvimos .... porque en
ese preciso momento el policía de la vigilancia que iniciaba su primer rondín,
entra a la oficina al no escuchar a nadie, porque vio la luz prendida, lo único
que rápidamente se me ocurrió fue hacerme la guey dizque recogiendo los
documentos que se me cayeron al piso, que eran los que traje de mi escritorio, y
con eso le permití a Alfredo medio esconderse detrás de la puerta, se subió los
pantalones como pudo, y de espalda le dijo al poli!!! Que no se preocupara,
porque ambos nos quedaríamos hasta tarde, por una presentación para mañana uf
uf..... Creo que medio la libramos.


Discúlpeme lic., no sabia que seguían trabajando usted y la
Sra. Miranda, y que bueno que me informan porque ya no quedaba casi nadie en el
edificio.


Nunca supe si nos cacho o no? Pero yo estaba totalmente
despeinada a pesar de que traía el pelo corto, con el suéter tan desacomodado
que le permitió ver claramente mi brasier blanco, y Alfredo nunca se volteo,
porque tenia el pantalón desabrochado, él pené parado, y mojado por mi saliva.


Se salió el poli.... Me dijo que fuéramos a su escritorio que
había sido cómplice de otras aventuras, nunca tan eróticas como la de este
inolvidable miércoles de enero.


El se sienta en su sillón porque en esa posición le permitía
ver si alguien se acercaba, y en principio nos daría tiempo para cualquier
disimulo????? No era cierto pero la calentura ayuda a muchas cosas. ¡!!!!!!


A mí ya me importaba un comino que me vieran, lo que quería
era un buen orgasmo y ya ¡¡¡¡¡¡¡ cómo mínimo, pero si me imaginara cuantos iba a
tener en esa noche ¿ ya me hubiera quedado, de seguro, muchos otros miércoles en
la oficina hasta tarde???????


Sentado en su sillón volteando para la puerta, aprovecho para
quitarse totalmente los pantalones del traje y los boxers, yo me siento sobre él
dando la espalda a la entrada de la oficina, lo que le permitía una vez mas
llevar el control de la situación.


Nos besamos, me metió las manos por debajo de mi ropa,
desabrocho mi brasier que era de los de broche al frente, me levanto la blusa
dejando mis duros e inchados senos enfrente de su cara, empieza a juguetear con
la lengua alrededor de mis claros pezones, porque sabia perfectamente lo
sensibles que son, y no me queria desconcentrar, chupo tanto que ya no podía
mas, ya no aguantaba mas, me separe tantito, abriendo ambos los ojos en ese
instante, viéndonos directamente a las caras, y le dije..... hoy no hay
problema, me acaba de bajar y no quiero condones, te quiero a ti ¡!!!!!!


En eso lleva su mano hasta la parte baja de mis piernas, y se
percata que ya no traía pantimedias, y sigue subiendo hasta mis muslos, y no
encuentra los calzones, que premeditadamente me había quitado en mi oficina por
si nos tocara un siempre divertido rapidin, ya que no hay que olvidar que
seguíamos en la oficina, y los rapidines eran siempre la única solución para las
calenturas momentáneas.


Me toco mi sexo, totalmente empapado, la humedad era tanta
que me metió los tres dedos de su mano derecha hasta al fondo de mi vagina, y
dos de la mano derecha ingresaron con mucha suavidad por mi ano, con tanta
maestría y conocimiento de mis necesidades sexuales los fue moviendo de tal
forma, que de inmediato tuve mi primer orgasmo en sus manos, cosa bastante
inusual en mi. Rápidamente trate de meter su pené en mi, pero no me lo permitió,
me acostó boca arriba en su escritorio, con sus brazos me separo las piernas al
máximo, y con las manos me agarro los senos, tan fuerte que se me salió un grito
de dolor, mezclado con el erotismo desbordante que existía adentro de la oficina
de Alfredo.


Me empieza a lamer las piernas desde las rodillas, la
entrepierna hasta llegar a mi sexo, que fue tratado con delicadeza, alrededor de
mí enrojecido clítoris, con su lengua, chupando los abundantes líquidos de toda
una tarde de calentura, ayudada por sus escurridizos dedos explote de nuevo en
mi segundo orgasmo de la noche, totalmente fuera de mí, con la cabeza caída
sobre uno de los dos sillones de invitados que se encontraban enfrente de su
escritorio.


El peligro, el erotismo, la infidelidad, el lugar, la hora,
el ser un compañero de trabajo, el conocer a su esposa, y yo ya no sé que?????
todo esto me tenia como una mujer que quería todavía mas y más¡¡¡¡¡¡¡ pero
estaba lejos de imaginar que solamente llegaría a mi casa a la 1.00 de la mañana
y todavía no eran ni las 11.00 PM


Finalmente después de tanto esperar, y de que ambos quedamos
abrazados por algún tiempo, sin decir palabra, con mi mano busco su sexo, lo
sostengo, medio lo masturbo para que rápidamente volviera a estar totalmente
erecto, y lo acomodo a la entrada de mi vagina, cada vez mas abierta, roja, y
deseosa!!!!!!!!! Suavemente me voy sentando en el, poco a poco, hasta sentirlo
totalmente hasta lo mas adentro de mi cuerpo.


Es la posición que todavía hoy mas me gusta, y no fue
necesario ni mucho tiempo ni muchos movimientos para venirme por tercera, y
cuarta vez al mismo tiempo, en que los besos y nuestros cuerpos semi desnudos se
fusionaron en uno solo.


El sudor de ambos era tal que dejamos su corbata totalmente
empapada, no sé bien de que, pero si tendría que desaparecerla antes de llegar a
su casa, porque seguramente su esposa Karina lo iba a cachar, y como yo la
conocía bien, lo que menos quería es que él fuera a ser apañado.


Por mi entrepierna escurría de todo, los olores a semen, a,
vagina, a culo, a sudor, a sexo, eran tales que nos emborrachaban, en ese
momento me acuesta boca arriba en el escritorio, me pone las piernas en sus
hombros y me penetra una vez mas hasta lo mas adentro de mi.


Me levanto de tal forma que pudo meter dos dedos en mi ano,
tocando lo más profundo de mi intestino, yo ya no podía mas, pero me doy cuenta
que se iba a venir por segunda vez. Entonces rápidamente uso mi imaginación,
recordando a mi marido. Pero esa va a ser otra historia........lo abrazo fuerte,
le doy un mojado beso hasta lo mas profundo de su garganta, y en esa posición
nos venimos juntos en una forma explosiva.


Sin separarnos me jala sobre él, se sienta de nuevo en su
sillón, conmigo en cima, sintiendo yo todavía las ultimas contracciones de un
inolvidable orgasmo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Nos quedamos un buen rato con su cuerpo adentro del mío,
hasta que su pené disminuyó totalmente su tamaño, me salgo, ambos nos reímos
observando la gran cantidad de semen que brotaba de mí vagina y su camisa
totalmente manchada por los líquidos de ambos.


Le digo. No sé que paso hoy pero normalmente no te vienes
tanto, mientras mi sexo totalmente blanco, no escondía el enorme placer que
acabábamos de tener?


Me salgo del sillón, dejo que mi arrugada, y manchada falda
gris me cubra las nalgas, medio acomodo el suéter, recojo el brasier, que
encontré en el piso debajo de su escritorio, le doy un ultimo beso en la boca,
de despedida, y le digo que ya me iba porque era muy tarde las 11.45pm, aunque
sabia que Manuel nunca llegaría antes de la 1.00 AM.


Me doy la vuelta a su escritorio abro la puerta de la oficina
con las piernas todavía temblorosas, para dirigirme al baño para limpiarme un
poco antes de llegar a la casa y darme un fabuloso y necesario regaderazo,
cuando doy el primer paso en el pasillo .....y... Alfredo me vuelve a llamar, y
me dice.............el castigo para una mujer tan erótica todavía no
termina??????


Pero Alfredo ya es tarde, y ya no puedo mas, estoy toda
batida, pero mi corazón vuelve a palpitar!!!!!!!! ven un ratito porfa???


Sin cerrar la puerta me acerco a su escritorio, de frente a
el, todavía desnudo y con él pené flácido, pero brilloso por lo mojado de ambos,
me dice... Te despediste de mí, despídete de el también, apuntado a su
sexo........que descansaba sobre su pierna izquierda.



No te lo puedo creer. después de todo todavía quieres que te
lo mame de despedida......estas carbón!!!!!!!


Yo sabia que de las cosas que más le gustaba a Alfredo era
que se la chuparan, fuera quien fuera, tanto yo como otras dos compañeras de
trabajo que se lo hacían muy seguido.


Dejo caer al piso los documentos que llevaba en las manos,
pongo el brasier sobre su escritorio, separo los dos sillones de visitante que
estaban al frente, me acuesto sobre este y dejo caer mi cabeza hasta alcanzar su
pené con mi boca.


Me detiene la cabeza con sus manos y siento su flácido,
mojado, y multioloroso pené, empezar a palpitar dentro de mi boca, aumentando
dimensiones, en forma y tiempo, totalmente desconocidos para mí, algo tenia en
su mente que lo traía así????


No podía ser, yo no podía creer, a este hombre si que le
brotaba el erotismo por los poros.


Llevaba ya algunos minutos besándole él pené, en esta nueva
pero cómoda posición, acostada boca abajo sobre su escritorio, cuando
sorpresivamente siento unas manos deteniendo mis tobillos, que rápidamente
acarician mis nalgas sobre mi falda gris.


Trate de brincar, voltear a ver quien era, y záfarme de esa
situación incomoda y asustadora, pero con gran fuerza Alfredo me detiene la
cabeza y los hombros, y escucho su voz tranquila decirme al oído,... aguanta
quiero que lo hagamos, se que te va a encantar, para mi esta es una fantasía con
que sueño hace tiempo pero no me atrevía a proponértela!!!!!


Yo medio confundida, asustada, apenada, y enojada, pero más
caliente que nunca, vuelvo a tratar de escapar, pero en esa posición y con dos
hombres deteniéndome, me doy cuenta que todos los esfuerzos que hiciera serian
en vano.


Entonces recoge mi bra de arriba del escritorio, y me lo
coloca alrededor de la cabeza, medio tratando de taparme los ojos.


Al mismo tiempo sentía que las manos extrañas de nuevo
bajaban a mis tobillos,, y empezaron a subir mis piernas por debajo de la falda,
en el momento que mi jefe me da una enérgica orden. separa las piernas,
aflójate y estate tranquila, por favor.............no sabia que hacer, si
aceptar lo que me pedían, si gritar por la seguridad, pero que oso, si los polis
me cachaban en esa situación!!!!! O si es que el que estaba detrás de mí era el
poli, que nos había cachado hace 1 hora????? No sabia que hacer, estaba
totalmente sumisa a los deseos de estos dos hombres.


Las manos del desconocido subían rápidamente por mis piernas,
y el sentimiento de pena y vergüenza, al sentir que tocaba, y vía mi cuerpo, el
sexo lleno de mis jugos y de semen de Alfredo que seguía escurriendo y brotando
intensamente de mí, me tenia totalmente descontrolada. Pero no tuve tiempo para
preocuparme porque en ese preciso instante, me agarra mas fuerte la cabeza y me
dice.....mas.......abre mas tus piernas....entonces las abro todo lo que pude,
quedando cómodamente acostada sobre el escritorio, cuando me percato que por
debajo de la mesa podía medio ver unos zapatos, y unos pantalones beige que
aparecían del otro lado.


Trate de reconocerlos pero me fue imposible, además el
brasier tapando mis ojos si me llegaba a estorbar la visión, y lo único que pude
confirmar es que efectivamente si era un hombre.


Las manos extrañas se separan de mi cuerpo, y siento que me
alzan la falda por atrás y me la colocan sobre mi espalda, dejando mis nalgas, y
mi sexo mojado, expuesto, y disponible para quien sabe quien????


La situación era sumamente erótica, pero sentía vergüenza,
por todo lo que este hombre estaba viendo, mis pelos pubicos empapados de semen
etc. etc., y la posición no era la más propia para una mujer casada!!!


En eso siento una mano tocar mi nalga derecha y la otra la
izquierda separándolas tanto que hasta me llego a doler, metiendome los dos
dedos pulgares en mi vagina.


En eso el hombre se arrodilla y para mi sorpresa su lengua se
mete en mi sexo, y me empieza a mamar la vagina y el ano con gran habilidad,
produciéndome una enorme sensación de placer, al imaginar que lamía el semen de
otro hombre dentro de mí, pero al mismo tiempo por los movimientos y sonidos
percibí, que se aflojaba el cinturón, abría el ziper, y el botón del pantalón,
mientras me seguía chupando y limpiando con su boca todo el semen de Alfredo,


Logre escuchar el resorte de sus calzones cuando los bajo.
Definitivamente iba a ser violada por un extraño, mientras mi amante me detenía
y lo permitía, pero si soy sincera esa sensación nunca se me olvidara!!!!!


Solo escucho un nuevo comentario de mi jefe. Tranquila te va
a encantar, y a mí también ver a otro hombre cogiendote, mientras tanto yo
seguía con su pené ya enorme en mi boca, y percibo la cabeza de un nuevo sexo
masculino que sin ningún esfuerzo se mete adentro de mí, en un instante llega
hasta al fondo sin producirme dolor, pero si mucho placer, mientras cada segundo
sentía mas palpitaciones del corazón de Alfredo en mi boca, y por fin las manos
de este hombre alcanzan mi deseosos pezones que estaban grandes y enrojecidos,
que hasta me dolía el roce con la ropa.


Los acaricio tanto, que sentí como si me saliera algún
liquido de los senos, porque la mesa se mojo con algo, pero la verdad es que
cualquier otro liquido pudo haber llegado ahí, nunca supe que paso?


Empiezan los movimientos de mi cuerpo y del extraño con una
cadencia calmada, levante mis ponpis al máximo para permitir una mejor y más
profunda penetración, ya que por lo que sentía, este cuate, no la debía de tener
muy grande, pero lo suficiente para explotar en un nuevo largo orgasmo, que se
junto con otro inmediato, mas corto pero con grandes fantasías en mi cabeza, al
no poder imaginar quien seria. Me dio tiempo para pensar en varias
posibilidades, el director Gustavo, o hasta que fuera Manuel mi marido, pero no
era posible??


Mientras tenia estos dos orgasmos mire la cara de mi amante,
al venirse en mi boca, entonces el desconocido se viene en mi, y los gritos de
los 3 eran tantos que no dudaría que el hombre de seguridad, nos hubiera
escuchado aunque nos encontrábamos en el 3 piso, y subiera a ver que sucedía???


El semen de Alfredo salió por todos lados, escritorio, mi
ropa, su ropa, porque después de la primera expulsión lo desvió de mi cara,
sabia que no me gusta mucho tragarlo.


Me quiero separar para ver quien fue el que me cogió tan
rico, pero fue imposible ya que los dos no me lo permitieron. Solo siento que se
sale de mi, me da una cariñosa palmada en mi ponpi derecha, y se va por el
pasillo oscuro, poniéndose su ropa.


Segundos después me moví de la posición en que estuve en la
ultima media hora, medio me acomode el suéter azul, trate de disimular las
manchas de mojado, quite el bra que ya lo tenia al cuello, y deje caer la falda,
cubriendo de nuevo mi usado y cansado cuerpo de esa inolvidable noche.


A Alfredo le dije con una picara sonrisa..... tenias razón,,
me gusto. Pero quien fue???? Dímelo por favor???? ...algún día te lo diré pero
no hoy........


Estas totalmente loco y enfermo de sexo, pero ya somos dos,
porque la verdad, si yo no hubiera aceptado lo que hicimos, el jamás me
obligaría a hacerlo!..... conocía mis fantasías sexuales, y mis deseos de cosas
nuevas y prohibidas.


Le doy un ultimo beso de despedida y medio de agradecimiento
por una noche tan erótica, y salgo corriendo a mi oficina, agarro el
portafolios, apago la luz, y bajo directamente a mi coche que estaba en el
estacionamiento, de abajo.


Me meto en el caribe GT gris, en el primer semáforo de
Reforma saco mis calzones que estaban en el portafolio, y me los pongo
disimuladamente, para proteger el asiento de mi cochecito que no tenia la culpa
de las cachonderias de su dueña!!


La falda estaba en un desastre, el coche olía a todo...
sudor, sexo femenino, sexo masculino, y mis calzones se quedaron como si los
hubiera metido en un plato de sopa.


Llego a la casa como a las 12.45, todavía era temprano para
que Manuel llegara, y su coche no estaba!! uf uf....


Me meto a la recamara me desvisto y rápidamente prendo el
agua caliente para darme un buen regaderazo que tanta falta me hacia.


Como siempre pongo el agua bien caliente, reviso rápidamente
mi ropa, falda, suéter, bra, eran un desastre pero los calzones daban lastima,
creo que me había venido unas 6 o 7 veces, y los otros dos unas tres o cuatro,
adentro y afuera de mí.


Tenia tiempo, pero debía guardar toda esa ropa para lavarla
yo misma, pero estaba tan cansada que lo haría el otro día por la mañana.


Me meto a bañar con el agua hirviendo, en la regadera de
nuestro departamento, haciendo que el jabón llegara a todos los rincones
posibles de mi cuerpo, como para cuidar cualquier vestigio que pudiera delatar
mi infidelidad de aquella noche, lo que menos quería era un problema con Manuel,
que a pesar de todo me hacia sentir algo culpable, porque yo estaba casi segura
que desde nuestro matrimonio hace algunos años, no me había sido infiel,
todavía!!!!!!


Pocos años después el se cobro con creces todas mis punterías
de antes y de recién casada, pero esas serán otras historias que él tendrá algún
día que contarme.


Creo que me demore mas de 20 minutos en la regadera,
pensando, disfrutando, y tratando de entender él porque??? Que hasta hoy todavía
no encuentro una buena respuesta.


Lo único que sabia es que no me podía salir de tanto erotismo
y lujuria con Alfredo, y probablemente todavía no lo quería hacer.


Salgo de la regadera, envuelta en una gran toalla blanca,
entro al cuarto y para mi gran sorpresa veo a Manuel ya metido en la cama??????
Que tanto me habré tardado en la regadera???


Con los ojos busco rápidamente mi desastrosa y olorosa ropa,
con una mirada rápida no la encontré!!!!! De inmediato mi corazón aumenta los
latidos en una forma exponencial, mi nerviosismo creció, pero creo que lo pude
disimular un poco?


Saludo a mi marido, con un beso en la boca, sin novedad, pero
antes de acostarme fui dizque a la cocina para tomar un vaso con agua, busque el
canasto de la ropa sucia y ahí estaba la mía con la de el.


Regreso a la cama, me acuesto y al parecer no paso nada, nos
dormimos rápido, yo como piedra hasta las 7.00 AM. En que desperté y pensé con
calma..... Manuel es tan fijado en esas cosas, no habrá notado el lastimoso
estado en que estaba mi ropa?


El olor a sexo era de tal forma intenso que podría estar
segura que si me había apañado? Porque no me habrá dijo nada?


Estaba con estos pensamientos cuando Manuel, sale del baño ya
vestido, terminando de rasurase, me saluda como si nada, se pone la corbata,
agarra su saco y portafolios, se despide, y se fue a su trabajo en Toluca.


Salgo de la cama y rápidamente voy al canasto de ropa sucia
para meter lo antes posible todo a lavar, pero mi sorpresa fue enorme al no
encontrar los calzones???? Y eso que busque por todos lados, en mi portafolio, y
hasta baje al coche en bata, pero nada. no podía ser??? Que paso con ellos?
Nunca lo supe, pero si en el fondo, sabia que me habían cachado mi noche loca!!.



Algunos años después le conté a mi marido que mi jefe había
sido mi amante por algún tiempo, en una de esas noche en que ambos nos
sinceramos y nos contamos nuestras aventuras extramaritales.


Le conté de otras cuatro, o cinco veces que habíamos tenido
sexo, y otras mas que nunca le llegue a contar, inclusive con otras dos o tres
personas con las cuales tuve algunos encuentros esporádicos, y él me contó de
muchas otras que había tenido, pero la verdad, todas ellas sucedieron después de
mi relación con mi jefe, y con un ingles que algún día escribiré a detalle.


Definitivamente en nuestro matrimonio, el primero que fue
infiel, fui yo.


Manuel me contó mucho mas historias y aventuras que las mías,
pero estoy segura que tal como y como yo, todavía me debe, y me seguirá debiendo
otras historias eróticas, que algún día me encantaría conocer???


Lo que todavía no sé, es donde, se quedaron los malditos
calzones?




Miranda México DF febrero 2002


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: El climax de una infidelidad
Leida: 746veces
Tiempo de lectura: 18minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


fotos mujeres mamandofollando hija borracharelatos erosticosporno gratis bisexualesporno terrorrelatos porno habladorelatos y videos eroticosporno gay de madurosla bella y la bestia pornporno ruvianenas traviesasrelatos eroticos el amigo de mi hijoporno grandes tetasporno nudistasrelatos porno de incestorelatos tetasrelatos exóticosporno maduros gayporno oncestola familia follandoviejitas pornoporno papaslesvianas trioporno consoladores gigantesrelatos revista climaporno primer analrelatos eroticos sexorelatos erotiocsvideos porno mas guarrossexo en la calle xxxrelatos las nalgas de mi suegramaduras pajasfollandose a la hijastrala abuela cachondarelatos s3x proxeneta de casadasrelatos eroticos imagenesporno gais gratisporno travestis brasileñasrelatos de no consentidomasizorasrelatos sexo en la playaComo perdi mi virginidad con un mendigo por primera vezrelatos porno xxxenanas tetonas follandoporno gratis transexsualesrelatos eroticos nuevosmaduras infieles relatosme cojieron en la prepa relatoincesto gratis en españolseñoras pornrelatos pornográficomujer de 70 años follandotias en tangasporno marido cornudomadura maduro pornohistorias bisexualesrelatos de casadas infielesrelatos gaysrelatoviolada.bagabundos.commi primera vez con un perrorelatos eróticos de lesbianasmasturvaciones de mujeresrelatos eróticos primitosmadres maduras viciosasmasturbacion hombre pornomadres maduras viciosassado porno gratispadres xxxtetudas guarrasrelato con mi madrerelatos liberalesbakunos ba-krelato erotico madurotias tetorrastetas relatosporno criollasme tire a mi hermanafollar a papacincuentonas calientestrios pirnomama y yo follamosrelatos filiarelato lesbicosincesto relatosorgia escuelarelatos sexo playarelatos inciestoporno lesvianas gordastrio con embarazadaabuelas putitasrelatos porno mi piercing mi marca esclavaEl culo de mi comadre relato con fotorelato erotico hijatodo relato gaypelirroja chupando pollaporno enanasporno erotico romantico