relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Marisita no lleva bragas!





Relato: Marisita no lleva bragas!

MARISITA NO LLEVA BRAGAS!


La noticia estaba en boca de todos los chavales: Marisita no
lleva bragas!. Lograr la confirmación a la noticia no resultaba caro: un duro.


Todo era cuestión de dejar caer un lápiz al suelo y mientras
se simulaba buscarlo, levantar la vista hacia las piernas de Marisita, ella
advertida previamente con la percepción de tan magra paga, separaba los muslos
dejando entrever su calva vulva.


El negocio funcionó hasta el día en que llegó mi turno. Tan
extasiado me quedé en la contemplación de aquel mi primer coñito que la Srta Mª
José (nuestra profesora), intrigada por tan repetida torpeza de sus alumnos,
bajó también sus ojos hacia el objeto de mi persistente y bobalicona atención.


No en vano, ella había estudiado sicología infantil y con el
súbito enrojecimiento de mi imberbe faz y el apresurado cierre de la
"exposición" tuvo suficientes elementos para hacerse cargo de la situación.


Yo me salvé con un mortificante: "Vaya con la mosquita
muerta"
y con Marisita tuvo una charla a solas que resultó en un cierre
temporal de tan fructífero espectáculo.


Desde aquel día, Marisita se convirtió en el objeto de mis
fantasías sexuales, todas mis compulsivas masturbaciones (innumerables!)estaban
dedicadas a ella.


El negocio se reabrió, algunos meses más tarde, en la sesión
de cine de la tarde de los domingos. El palco familiar que ocupaban Marisita y
sus amigas se veía desbordado en cuanto se apagaban las luces. Una jauría de
rapaces con pantalón corto ocupaba las sillas libres e iniciaba la encarnizada
lucha por llegar hasta las calidas humedades de las adolescentes. Mis manos se
recreaban en el suave tacto de los firmes muslos y me excitaba sobremanera la
curva de las rodillas. Cuando finalmente llegaban a su objetivo, normalmente, lo
encontraban ya ocupado por manazas menos sensibles a los encantos de la piel. El
paso de la delatora linterna del acomodador producía una desbandada general de
brazos y las indiscretas risas de las mozuelas.


Con la llegada de los "guateques" abandonamos el cine para
restregar nuestros cuerpos en interminables sesiones de Adámo y Aznavour.


En una de ellas conseguí llevar a cabo mis más lujuriosos
deseos. Luces apagadas y discreta retirada hacia un dormitorio con Marisita
agarrada a mi cintura.


No, no pudo ser, tras una encarnizada batalla de casi una
hora no había conseguido bajarle las bragas (en mal momento cambió sus hábitos!)
y una tremenda orquitis se estaba apoderando de mis testículos. Alarma general,
los padres del anfitrión habían regresado de improviso y casi fuimos cazados en
medio del estéril revolcón.


El "vicio nefando"fue mi desahogo inmediato pero mi obsesión
por Marisita no decaía un ápice, aun a sabiendas de que era la más golfa del
pueblo.


Una excursión del colegio fue mi última y definitiva
oportunidad. Tras una larga caminata llegamos a nuestro destino, una ermita
románica rodeada de un espeso bosque. Tiempo libre para comer y Marisita que me
invita a compartir el contenido de nuestras mochilas. Buscamos el más oscuro y
alejado rincón del pinar, a salvo de miradas indiscretas y profesores
entrometidos.


No hubo tiempo de bocadillos ni filetes empanados. Sobre
nuestros anoraks, a modo de manta, nos dedicamos a la torpe exploración de
nuestros jóvenes cuerpos mientras las lenguas, con poca más experiencia, se
enzarzaban en anárquica lucha tratando de invadir territorio ajeno.


Ya tenía desabrochada la bragueta de sus vaqueros, bajada la
cremallera y la mano hurgando en su clítoris, cuando………..


-Marisita!…Ricardo!...donde estáis?.



Las graves y airadas voces sonaban cada vez más cerca; no
tardó en aparecer nuestro profesor de latín, Don Antonio, un viejo sátiro que no
desaprovechaba ocasión para manosear a sus alumnas.



-Que hacéis aquí los dos solos?,seguro que metiéndoos
mano…largo, con los otros!.



Fue aquella mi ultima oportunidad de aquel verano y de otros
muchos pues Marisita no volvió a aparecer por la escuela. Su familia se trasladó
a otro lugar y mi frustración alcanzó su más alta cota.


Ella fue durante mucho tiempo mi icono sexual, hasta que
conseguí mi primer "bingo"y las sesiones de onanismo cambiaron de protagonista.


Me trasladé a la ciudad para continuar los estudios y como mi
avidez sexual no conocía limites, comencé a frecuentar los prostíbulos.


Una noche, en uno de aquellos en que las chicas se
encontraban alineadas contra la pared mientras los presuntos clientes pasaban en
fila de a uno, observando la mercancía con desesperante lentitud, una de ellas
me dijo:



-Por un duro te enseño el "titi"…y no llevo bragas!



La voz y la entonación no dejaban lugar a dudas, pero aquel
rostro ajado y pintarrajeado no podía ser el de Marisita.



-Vamos, guapo, son quinientas y la cama, pero a ti te lo hago
gratis.



Una amplia sonrisa iluminaba su cara y volvía a parecer la
que yo conocía.


Ahora, esperareis que haga una amarga reflexión sobre las
miserias de la condición humana y las acres sorpresas que nos depara la
casualidad o el destino.


No, no lo haré, porque en aquel momento solo se me ocurrió
que-por fin!-me iba a tirar a Marisita.


Subimos, como una pareja más, a las pobres habitaciones del
burdel y una vez dentro nos abrazamos sollozando.



-Marisita… Comencé a decir.



-Calla-murmuró ella-, vamos a echar un polvo que
valdrá por todos los que no pudimos echar en su momento...y calla, no me digas
nada.



Haciendo gala de su profesionalidad, me lavó y enjabonó
mientras la cosa crecía entre sus manos, se lavó ella y después me administró la
más sublime mamada que pueda recordar.


Hicimos el amor durante horas y cada vez que yo intentaba
hablar, me tapaba los labios con su dedo índice imponiéndome el más absoluto
silencio.


Ya de madrugada alguien golpeó la puerta:


-Vanesa!, que te estás pasando y le voy a cobrar doble a
tu chorvo!.



Me vestí con morosidad, intentando prolongar innecesariamente
aquel encuentro y mirando a Marisita que me observaba desde la cama.



-Marisita, yo…


-Vete, vete por favor y no vuelvas más por aquí, me
oyes?,nunca, nunca más!.



Y esta fue mi primera vez, mi autentica y única primera vez.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Marisita no lleva bragas!
Leida: 1472veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos














- Entra ya !!


y



¿ Quieres trabajar ? - Apuntate gratis a nuestros cursos formativos con bolsa de trabajo al finalizar el curso


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



trios analesrelatos infielvideos porno gitanossexo en guadalajararelatos me llenaronde mecos amis dose anos en el metroporno tia con sobrinorelatos eroticos increibles cuñaditaspornl gayhomosexuales pornobuen pornoblanca nieves pornomadres muy guarrasrelatos porno de amor filial hijo drogadictoguarradas pornoporno bobosasrelatos eroticos de no consentidochat porno lesvianasincreible orgasmoporn secretariarelato bondageguarradas pornomama noel pornorelatos eroticos categoriasporno gratis abueloporno cubaincestos gratis en españolrelatos d como me enfiestaron un par realmasturbaciones masculinastias buenas calientespeliculas porno gratis lesbicole puse la cabeza de la pija a mi sobrinitarelatos porno de amor filial hermana hambrientaporno en la playarelatos eroticos de ninfomanasmadres lesbianas pornomi.sobrinita de la secundaria y yo relato eroticohijas putasrelatos xxx embarace a sobrinaporno bisesual gratisfiestas privadas pornomi vecina culonaancianas pornosme cobre con su culo virgen relato realporno necrofiliahistorias pornoporno hermano hermanaporno madre e hijosancianas muy calientesrelatos eroticos chatrelatos eróticos de mujeresmi madre borrachafollamdo en la playaRelatos heroticcos zofiliarelatos de maduras calientestodorelatos categoriasrelato erótico "una cala" "mi amiga" polla tetaspeliculas porno transexuales gratisporno gay musculosotravestis muy dotadosmaduras relatosporno de triosrelatos porno puritanasMe cogi mi hermana relatoshermano follando con su hermanarelatos porno travestisporno de chochosse la chupe a mi hijofollando al carpinteroporno chicos guaposrelatos eroticos en cinescomo me follo a mi tiatravestis con pollas gordasrelatos eroticos en batica trasparentelas abuelas follanme coji a mis hijas relatosincesto relatos pornoabuelos follando gays